Comparte esta noticia

 

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 20 años por su presunta implicación en un delito de tentativa de homicidio en relación con la agresión con arma blanca a un conocido, el pasado día 2 de diciembre en el Puerto de Estepona (Málaga). En el transcurso de una refriega, y durante una noche de marcha, la víctima, de 25 años, recibió varias puñaladas que le causaron lesiones graves -la más preocupante, una herida profunda de nueve centímetros en el vientre, que le provocó el desprendimiento de las vísceras-. Buceadores del GEO de la Policía Nacional intervinieron del fondo del mar las armas empleadas durante el ataque, en concreto un machete y un hacha.

Una discusión acalorada con alcohol de por medio, origen de la agresión

Los hechos iniciales se centraron en una discusión -con alcohol de por medio- entre unos conocidos, cesando la disputa inicialmente gracias a la intervención de varios mediadores. Tras el incidente el grupo se disolvió.

A este primer episodio, y tras conversaciones telefónicas subidas de tono entre la persona que resultaría apuñalada y su agresor, estos volvieron a coincidir en la zona de ocio nocturno del Puerto de Estepona. Una nueva discusión entre las partes sin una motivación de peso, según los investigadores, llevó a una de las partes hasta una embarcación cercana propiedad de su familia, donde se hizo con un hacha y un machete. En este contexto, el investigado apuñaló a la víctima hasta en cuatro ocasiones, según las indagaciones.

La actuación policial se inició tras recibirse una llamada proveniente de un centro de salud de la localidad esteponera, donde asistían a un hombre con heridas por arma blanca. El paciente presentaba varias puñaladas, entre las que destacaba una punción de nueve centímetros en el vientre por la que se desprendían las vísceras. Así, dada la gravedad de las heridas, el joven fue trasladado a un hospital en Marbella para ser intervenido.

Las diligencias practicadas por investigadores de la UDEV de la Comisaría Local de Estepona confirmaron como la noche de los hechos el sospechoso se dirigió a una embarcación amarrada en puerto perteneciente a su familia, cogió un machete y un hacha, ocultó las armas bajo su ropa y se dirigió al lugar en el que la víctima se hallaba. A continuación, el agresor se encaminó hacia el joven, que continuaba discutiendo con unos amigos del investigado, y acometió contra él, apuñalándolo.

Tras la acometida, el sospechoso huyó de la zona, no sin antes deshacerse de las armas empleadas, que arrojó al mar.

Trasladado a un centro de salud por un camarero de la zona

Por su parte, la rápida intervención de un camarero de la zona, que trasladó a la víctima en su propio coche hasta el centro de salud, evitó un trágico final, dadas las lesiones que presentaba aquella.

Tras numerosas indagaciones, los investigadores averiguaron la identidad del responsable, que resultó detenido por un delito de homicidio en grado de tentativa y puesto a disposición del Juzgado de Instrucción 3 de Estepona, que decretó su ingreso en prisión provisional.

Asimismo, buceadores del GEO consiguieron recuperar del fondo del mar las armas usadas en la agresión, siendo aportadas como prueba del delito.

habla con El Caso