Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido el pasado día 9 de enero, en Fuengirola, a un varón de 18 años por su presunta implicación en un delito de robo con fuerza en casa habitada. El sospechoso fue sorprendido in fraganti por las moradoras de un inmueble, tras escalar un muro perimetral de unos dos metros de altura y acceder a la terraza.

Según las indagaciones, y no sin antes apoderarse de un abrigo que estaba colgado en una silla de la terraza, el asaltante emprendió la huida al saberse descubierto. Por su parte, las moradoras del inmueble iniciaron el seguimiento del sospechoso y avisaron al 091, informando de su posicionamiento.

Los hechos tuvieron lugar el pasado domingo, sobre las 16:00 horas, en un inmueble próximo al paseo marítimo de Fuengirola. Una llamada al Centro Inteligente de Mando, Comunicación y Control -CIMACC- 091 alertaba de un robo en una vivienda y del paradero del presunto responsable.

Así, agentes destinados en la Brigada Local de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Fuengirola localizaron al supuesto autor en una urbanización localizada en el paseo marítimo, donde fue sorprendido cuando manipulaba, supuestamente, el sistema de cierre de un vehículo.

En una inspección de las pertenencias del joven, los agentes le intervinieron el abrigo que había sustraído en la vivienda –y que llevaba puesto-, además de una serie de objetos que podrían proceder de otros ilícitos penales, entre ellos un anillo plateado, un par de gafas de sol, un bolso, una billetera y un juego de llaves que le incriminaría en otro robo en interior de vehículo en las inmediaciones.

Por todo ello, la Policía detuvo al sospechoso en relación con un presunto delito de robo -mediante escalo- en casa habitada, además de sendos robos en vehículos. De los hechos conoce el Juzgado de Instrucción número 3 de Fuengirola.