Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Marbella  a dos hombres y una mujer como presuntos responsables de numerosos hurtos y estafas. Aprovechaban el descuido de sus víctimas para sustraerles sus pertenencias en el interior de restaurantes, supermercados o centros comerciales de la localidad. En alguna ocasión llegaron a utilizar, inmediatamente después de la sustracción, las tarjetas bancarias de sus víctimas en cajeros automáticos próximos al lugar.

Esta investigación, llevada a cabo por agentes de la Comisaría Local de Marbella, se ha llevado a cabo al tener conocimiento de numerosas sustracciones, producidas al descuido, en el interior de establecimientos de la localidad.

Camuflaban su apariencia para evitar ser identificados

Las pesquisas permitieron identificar a tres personas, dos hombres y una mujer, que sustraían las pertenencias de sus víctimas al descuido. Actuaban en restaurantes, centros comerciales y supermercados de la localidad marbellí, así como en ciudades próximas como Mijas, Fuengirola o Estepona.

Para ocultar sus rostros y características físicas -y así dificultar su identificación- portaban gorros, sombreros, gafas de sol y otros complementos.

El modus operandi empleado es básico y sencillo. Mientras uno de los varones se colocaba entre la víctima y sus pertenecías, tapando con ello el campo de visión, la mujer sustraía las pertenecías o bolsos –apoyados en los respaldos de las sillas-, así como efectos del interior de carritos de compra o de bebé. En alguna ocasión llegaron a utilizar tarjetas bancarias sustraídas previamente en cajeros automáticos próximos al lugar de los hechos.

Finalmente, el pasado día 2 de noviembre, los agentes procedieron a su localización y detención en Marbella. Hasta la fecha se les imputan 14 delitos de hurto y dos de estafa.

 

 

 

 

 

 

habla con El Caso