Comparte esta noticia

 

La Policía Nacional ha detenido el pasado día 16 de noviembre, en Marbella, a un ciudadano de 42 años por su presunta implicación en un delito contra el honor y la intimidad. Según las pesquisas, tras conseguir unas imágenes eróticas de una amiga íntima, el investigado las habría enviado a la pareja de ella por la amplificación Whatsapp. Todo hace indicar que el sospechoso actuó de esta manera por despecho, ante la negativa de la mujer a mantener con el mismo una relación estable.

Los hechos fueron denunciados por la víctima el pasado día 3 de noviembre en la Comisaría de Delicias, en Zaragoza. La mujer expuso que un conocido había obtenido imágenes íntimas de ella, sin su autorización, y que las había remitido al teléfono móvil de su actual pareja.

Siguiendo con las indagaciones, los agentes conocieron que la denunciante había trabajado hasta fechas recientes en Marbella, donde conoció al ahora investigado, iniciando una relación esporádica con esta persona.

Sin embargo, la perjudicada, que se había mudado a la ciudad de Zaragoza por una nueva oferta de empleo, comenzó a tener problemas con su amigo, que quería ir más allá en la relación pese a la negativa de ella.

Captura de pantalla sin su consentimiento

El sospechoso habría obtenido fotografías subidas de tono de la perjudicada a raíz de una videollamada, en la que la denunciante aparecía desnuda en el baño. En ningún caso la mujer autorizó la toma de imágenes.

Todo hace indicar que el sospechoso difundió los archivos como venganza ante la negativa de la mujer a tener algo más con él.

Agentes de la UFAM de la Comisaría de Marbella detuvieron al investigado por su presunta implicación en un delito contra el honor y la intimidad. De los hechos se ha dado conocimiento a la autoridad judicial competente.

 

 

 

 

 

 

 

 

habla con El Caso