Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional, en una actuación llevada a cabo de manera coordinada con la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía -AVRA- de la Junta, han recuperado tres inmuebles de protección oficial en el barrio de La Trinidad, en Málaga, controladas por miembros de un clan familiar dedicado supuestamente a la venta de droga al menudeo.

Así, en el marco de la operación Blanca Nieves II, los agentes han detenido a siete personas por su presunta implicación en un delito contra la salud pública y han intervenido, en los registros efectuados en las viviendas, 23,5 gramos de cocaína, 1.867 gramos de hachís, 4.009 gramos de marihuana, 3,5 gramos de MDMA, dos balanzas de precisión, 15.075 euros en efectivo, una máquina de contar billetes, un turismo de alta gama, dos placas identificativas -una de la Guardia Civil y otra de detective privado-, utillaje auxiliar para la dosificación de la droga y un juego de placas de matrículas manipuladas.

La investigación se inició a raíz de obtenerse una información que apuntaba al menudeo de droga en varios puntos del barrio malagueño de La Trinidad.

Tras las primeras pesquisas, investigadores adscritos a la Comisaría de Distrito Oeste llevaron a cabo varias aprehensiones de cocaína, hachís y marihuana en las proximidades de los inmuebles bajo sospecha, ubicando plenamente las viviendas en las que se realizaban las transacciones e identificando, además, a los moradores de las mismas.

Rejas de seguridad en puertas y ventanas

Los inmuebles en cuestión habían sido dotados de numerosos medios pasivos de seguridad, como rejas de seguridad en puertas y ventanas, a fin de retrasar la entrada de la policía ante un posible registro.

Finalmente, los agentes procedieron a la detención de los integrantes del clan involucrados presuntamente en la actividad ilícita y desmantelaron tres puntos de venta de droga en los que se distribuían cocaína, hachís, marihuana y hasta MDMA de forma habitual y continuada.

La intervención de la Policía Nacional se efectuó de modo coordinado con la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía, procediéndose al tapiado de las puertas de acceso de los inmuebles para su posterior rehabilitación.

Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 6 de Málaga en funciones de guardia, que decretó el ingreso en prisión de uno de los cabecillas de la trama, un varón de 30 años.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

habla con El Caso