Comparte esta noticia

 

Según cuenta el sindicato médico en una nota de prensa

 

Avanza el año 2022 y los casos de agresiones físicas y verbales a médicos continúan produciéndose en la provincia, acrecentando la espiral de violencia instaurada en el sector sanitario en los últimos años.

El incidente más reciente se produjo este miércoles, en torno a las 13.30 horas, en la consulta de traumatología del área de Urgencias del Hospital Regional. Un hombre que fue atendido adecuadamente al presentar un traumatismo leve en una rodilla por una caída accidental, insultó y amenazó de muerte al facultativo al recibir el alta médica, ya que no tenía una patología grave que requiriera otras actuaciones. Tras esto, el paciente, de forma agresiva, exigió ser ingresado tras alegar que no tenía supuestamente un hogar. La actitud violenta y desafiante del paciente provocó la intervención del vigilante de seguridad del recinto y de la Policía Nacional, ante la alteración del orden público que se produjo, que afectó al personal y al resto de pacientes que se encontraban en esa área. Posteriormente, el facultativo denunció la agresión.

Este sindicato insiste y ruega a todos los profesionales sanitarios que denuncien cualquier tipo de caso de violencia que sufran durante su horario laboral, así como que comuniquen a sus superiores las notificaciones previstas para las situaciones de agresiones.

El Sindicato Médico de Málaga (SMM) muestra su rechazo a esta lamentable e injustificada situación de incivismo y falta de respeto a los profesionales, que se ve incrementada tanto en hospitales como en Atención Primaria y, por ello, celebrará este viernes 25 de febrero, a las 10.00 horas, una concentración en la puerta de Urgencias del Hospital Regional para denunciar esta agresión.