Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han socorrido en la mañana del día tres a una pareja tras desencadenarse un incendio en su domicilio. Los policías fueron alertados por una vecina e, inmediatamente, subieron al inmueble y socorrieron a los moradores, un nonagenario con movilidad reducida y su cuidadora, poniéndolos a salvo hasta la llegada de los bomberos. Los agentes tuvieron que atravesar un pasillo con llamas y humo para acceder a la habitación donde se encontraba el anciano. La rápida actuación policial ha evitado daños irreversibles.

Durante una patrulla ordinaria fueron alertados por una vecina

El pasado día tres, sobre las 9:00 horas, cuando una patrulla de la Policía Nacional realizaba labores de seguridad y prevención fueron requeridos por una ciudadana que pedía auxilio al haberse producido un incendio en una vivienda de la calle San Salvador.

Inmediatamente, los actuantes accedieron a la vivienda y evacuaron a las víctimas, una mujer que cuidaba de un nonagenario con movilidad reducida. Los agentes se adentraron hasta la habitación del hombre, ubicada al fondo de la vivienda, atravesando el pasillo en llamas y con humo.

Seguidamente, avisaron a la Sala del 091 y solicitaron una dotación de bomberos para sofocar el fuego. Tras la rápida actuación de la patrulla de policías y bomberos no hubo que lamentar ninguna víctima.

Todo apunta a que el incendio se inició a causa de una pirolisis en una toma de electricidad.

habla con El Caso