Comparte esta noticia

 

Agentes de la Guardia Civil han llevado a cabo la denominada operación “Cañamo-21” donde se han detenido a 5 personas por la supuesta comisión del delito contra la salud pública y pertenencia a organización criminal, aprehendiendo 26.000 plantas de marihuana en la Comarca de Antequera.

La investigación se inició el pasado mes de octubre cuando guardias civiles pertenecientes a la Compañía de la Guardia Civil de Antequera, realizaron varias inspecciones en naves ubicadas en municipios de esa Comarca como parte de su trabajo diario en la lucha contra los robos en el campo.

Durante una de estas inspecciones los agentes detectaron una nave en desuso ubicada en la localidad de Humilladero que podría ser utilizada como una plantación de marihuana debido al intenso olor que desprendía a esta droga.

Tras varias semanas de investigación, los guardias civiles pudieron identificar la empresa arrendataria de la nave, que la había alquilado para el proceso de secado de la producción de una plantación de cañamo industrial ubicada en la zona.

De igual manera, los agentes descubrieron como a altas horas de la madrugada, varias personas transportaban plantas de “Cannabis Sativa” hasta la nave, supuestamente para comenzar su proceso de secado.

Por ello y tras la sospecha de los investigadores de que se pudiera estar cometiendo algún ilícito penal, procedieron a identificar al responsable de la empresa y a su pareja sentimental, que también realizaba labores agrícolas en plantación y a inspeccionar la nave.

En la misma los agentes hallaron 26.000 plantas de marihuana en proceso de secado y embaladas en cajas de cartón, amparándose sus propietarios bajo una supuesta actividad legal con fines industriales para la obtención de fibra, según reflejaba documentación presentada.

Pero la primera inspección ocular hacía dudar a los investigadores de esta actividad ya que, todas las plantas encontradas en la nave se hallaban en estado de crecimiento, presentando todas ellas sumidas floridas, es decir, cogollos, características utilizadas solo para el cultivo ilegal de marihuana.

Tras las gestiones practicadas, los agentes pudieron comprobar que esta organización disponía de una plantación de marihuana en la localidad de Pizarra, la cual había sido cosechada y transportada hasta la nave de la localidad de Humilladero para proceder a su secado.

Además, aunque todos los indicios llevaban a pensar que era una plantación ilegal de marihuana porque la producción de cogollos ya supone un delito de tráfico de drogas, los investigadores para corroborar estos hechos tomaron muestras de las plantas a fin de realizar los oportunos análisis en el laboratorio.

Una vez reunidas las evidencias legales, se procedió en días posteriores a la detención de los responsables, trabajadores en labores agrícolas y de la persona encargada de la vigilancia de las plantas, quién además, carecía de alta en la Seguridad Social y no ostentaba la habilitación para ejercer actividades de vigilancia y seguridad.

Esta operación ha sido desarrollada por agentes pertenecientes a la Compañía de la Guardia Civil de Antequera, siendo detenidas 5 personas por la comisión de un delito contra la salud pública y pertenencia a organización criminal. Además se ha procedido a levantar las oportunas actas e interponer las denuncias pertinentes por las infracciones cometidas, las cuales han sido remitidas a las autoridades competentes