Comparte esta noticia

 

La Guardia Civil ha investigado a dos personas por delitos contra la Seguridad Vial que fueron captados por radares fijos ubicados en diferentes puntos de la provincia excediendo la velocidad establecida para la vía.

El primer delito tuvo lugar en el radar fijo instalado en la MA-20 km.10.400 (falso túnel Carlos Haya), donde fue captado un turismo circulando a una velocidad de 174 km/h cuando la velocidad máxima se encuentra limitada a 80 km/h, por lo que se ha procedido a la investigación de una conductora de 42 años de edad.

El segundo delito se cometió en el Km 230.100 de la autovía A-7, cuando el radar captó a un vehículo de alta gama, con matrícula de Alemania, circulando a una velocidad de 241 km/h cuando la vía se encuentra limitada a una velocidad máxima de 100 km/h.. Fruto de las investigaciones practicadas, en las que ha colaborado el Subsector de Tráfico de Córdoba, se ha procedido a la investigación de un conductor de 59 años edad como presunto autor de los hechos.

En ambos casos se han instruido las correspondientes diligencias por sendos delitos contra la Seguridad Vial por exceso de velocidad que han sido entregadas en los Juzgados de Málaga, pudiendo conllevar la pena para estos conductores entre tres y seis meses de prisión y la privación del derecho a conducir vehículos a motor entre uno y cuatro años.