Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido la madrugada del día 3 de abril, en Málaga, a dos hombres, ambos de 40 años, en sendas actuaciones por robos en interior de vehículos. Los arrestados, que actuaron por separado, forzaron las ventanillas de varios vehículos en los barrios de La Trinidad y Soliva, sustrayendo los objetos de valor que encontraban en los mismos. Los agentes localizaron una decena de automóviles violentados y recuperaron un sinfín de efectos sustraídos, entre los que figuraban desde una silla infantil hasta equipos de sonido, gafas de sol o dispositivos GPS.

Cronológicamente, el primer episodio de robos en interior de vehículos tuvo lugar sobre las 01:00 horas en la avenida Escritor Antonio Soler, en el barrio de Soliva. Un aviso al Centro Inteligente de Mando, Comunicación y Control -CIMACC- 091 alertaba de que una persona forzaba un coche.

Rápidamente, una patrulla de la Brigada Provincia de Seguridad Ciudadana se dirigió al lugar y sorprendió in fraganti al sospechoso aún en el interior del vehículo violentado, intentando escapar de los agentes.

La dotación policial dio alcance a esta persona, que resultó detenida, solo unos metros más adelante. Los agentes le intervinieron una maza, así como una bolsa de deportes en la que acumulaba numerosos efectos, al parecer sustraídos. De hecho, la Policía localizó en la zona seis vehículos con las ventanillas fracturadas. Entre las pertenencias recuperadas se hallaban tres equipos de sonido, un reloj de pulsera y varios cuchillos de cocina.

Esa misma noche, sobre las 03:35 horas, esta vez en La Trinidad, otro aviso al 091 alertaba de otro varón que se encontraba forzando vehículos en la calle Cerrojo, aportándose los datos de una matrícula de un automóvil en la que el presunto autor había huido.

El dispositivo tendente a localizar al sospechoso surtió efecto, localizándose a esta persona conduciendo un turismo en la calle Almansa. Los agentes le intervinieron en el asiento del copiloto una herramienta -una llave de tubo- con la que fracturaba las ventanillas de los coches.

En las calles Cerrojo y Calvo, los agentes localizaron cuatro vehículos con signos de forzamiento e intervinieron a esta segunda persona detenida una silla infantil, otros dos asientos elevadores para niños, ochos gafas de sol, un dispositivo GPS y un taladro, entre otros efectos.