Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Málaga a un matrimonio dedicado, presuntamente, al tráfico de drogas. Los arrestados, un hombre y una mujer, de 39 y 44 años, empleaban como almacén un trastero en la barriada de Puerta de Málaga, donde los investigadores intervinieron 150 kilogramos de hachís y unos 220.000 euros -incluidos 1.084 billetes de 200 euros envasados al vacío-. En un registro posterior en otro inmueble vinculado con los sospechosos en el municipio malagueño de Cártama, los agentes hallaron 400 gramos de cocaína y un arma de fuego, entre otros efectos.

La operación Aurum, que ha sido llevada a cabo por agentes del Grupo I de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial, se inició a partir de unas informaciones que apuntaban a la actividad ilícita de compraventa de estupefacientes por parte de un matrimonio afincado en la capital malagueña.

Las diligencias practicadas vinieron a confirmar las sospechas, al constatar los agentes el trasiego de personas que acudían a los domicilios de los investigados por cortos periodos de tiempo y con maniobras que apuntaban a la compraventa de droga.

Según las pesquisas, el parking comunitario de una urbanización de Puerta Málaga sería el lugar utilizado por los investigados para efectuar los contactos con otros traficantes y clientes. Los investigados utilizaban como almacén un trastero en el que ocultaban las sustancias y el dinero proveniente de la actividad ilícita.

Requisa con la colaboración de Guías Caninos

Continuando con las indagaciones, el pasado día 30 de marzo se realizó un registro en el trastero en cuestión con apoyo de Guías Caninos, que llevó paralela la detención de la mujer investigada. Fruto de la diligencia, los agentes intervinieron 150 kilos de hachís, unos 220.000 euros -incluidos 1.084 billetes de 200 euros envasados al vacío-, dos máquinas envasadoras, dos balanzas de precisión, anotaciones manuscritas referentes a cantidades, pagos y clientes, cinco gramos de MDMA, entre otros efectos.

A continuación, los investigadores culminaron el operativo con la detención del principal sospechoso, un hombre que dirige una empresa de alquiler de autocaravanas en la provincia. Tras sendos registros, en una vivienda en Cártama y en las oficinas del negocio del investigado, los agentes intervinieron 400 gramos de cocaína, medio kilo de hachís, una pistola, útiles para la manipulación y envasado de la droga, munición -73 cartuchos-, dos vehículos y diversas joyas.