Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Málaga a seis varones, de entre 18 y 21 años, como presuntos autores de 24 estafas localizadas en diferentes puntos del territorio nacional. Según las pesquisas, los investigados pertenecían a un grupo criminal que operaba desde la capital malagueña, dedicado a la estafa a través de plataformas de compraventa de productos. Los miembros, quienes presentaban perfectamente estructuradas sus funciones, llegaron a estafar 7.000 euros por la presunta venta de una consola de video juego.

La investigación se inicia con la petición de la Comisaría Local de Cartagena (Murcia) para la colaboración ante una presunta estafa en la venta de una consola de segunda mano, residiendo los presuntos estafadores en la provincia de Málaga.

El denunciante manifestó haber contactado, a través de una plataforma de compraventa de productos, con un anunciante para la compra del aparato, realizando la transferencia del importe acordado a un número de cuenta bancaria, no llegando a recibir el producto.

Ante la información vertida por los agentes de Cartagena sus homólogos en la Comisaría del distrito Este de Málaga iniciaron una investigación, percatándose que no estarían ante un hecho aislado sino que, desde el pasado año y en diversos puntos de la geografía nacional, existían más denuncias cuyo nexo común serían los datos aportados por los estafadores –identidad, correo electrónico, número de cuenta y teléfonos de contacto-.

24 denuncias, un grupo criminal y comisiones según rol

Los primeros cotejos en las bases policiales arrojaron que, hasta el momento, habría coincidencias en más de una veintena de hechos similares denunciados, ascendiendo la suma del perjuicio ocasionado a 7.000 euros.

Tras verificar todas las denuncias relacionadas, a comienzos del presente mes de febrero se consiguió identificar y determinar quienes eran los presuntos autores, así como el modus operandi empleado en la estafa. Los datos obtenidos se corresponderían con un grupo criminal, compuesto por seis individuos, de entre 18 y 21 años, perfectamente estructurados en niveles, quienes trabajaban en base a comisiones según su categoría dentro del entramado.

El nivel más alto contaría con un varón, con funciones de jefe, el cual se reportaba los mayores beneficios de las operaciones fraudulentas. En el siguiente nivel se situaban dos miembros, encargados tanto de insertar el anuncio del producto como de contactar, vía telefónica, con el comprador para convencer y cerrar la operación, dando credibilidad de la transacción a través de resguardos de paquetería falsificados. Las víctimas, convencidas de la autenticidad de las operaciones, realizaban las transferencias del importe acordado a los componentes de un tercer y último nivel, quienes ponían a servicio de la trama criminal sus cuentas bancarias a cambio de comisiones de entre 15 y 20 euros.

Investigadores especializados de la policía judicial del distrito este de Málaga localizaron y detuvieron, el pasado día 15 de febrero, a todos los miembros del grupo criminal y llevaron a cabo tres entradas y registros en domicilios, donde fueron intervenidos numerosos teléfonos móviles y documentación relacionada con el delito.

Hasta la fecha, los investigadores tienen conocimiento de 24 hechos denunciados en localidades como Madrid, Málaga, Logroño, Oviedo, Molina de Segura, Almería y Teruel entre otras, no descartando que aparezcan más víctimas de esta trama delictiva.

El atestado instruido y los investigados fueron citados o puestos a disposición de la autoridad judicial competente