Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Marbella a un hombre, de 37 años, por su presunta responsabilidad en un delito de tráfico de drogas. Dentro del Plan operativo de respuesta policial al tráfico minorista y consumo de drogas en zonas, lugares y locales de ocio y diversión establecido en la localidad marbellí, se ha llevado a cabo la aprehensión de 1,5 kilogramos de MDMA, marihuana, cocaína, hachís y sustancia de corte; así como la intervención de un vehículo, una máquina envasadora, una tableta electrónica, varios teléfonos móviles y una plancha de termo sellado, entre otros efectos.

Localizados ocultos en productos de belleza 1.527,6 gramos de MDMA

Agentes de la Unidad de Prevención y Reacción de la Policía Nacional han llevado a cabo un operativo, el pasado día tres de mayo, en una zona de ocio de Marbella y, tras identificar al conductor de un utilitario, han localizado ocultas en el vehículo diversas cajas precintadas y envases termosellados que contenían en su interior botes y envases de productos de belleza rellenos de MDMA. Concretamente, 1.527,6 gramos de MDMA, hachís, marihuana, cocaína y sustancias de corte entre otros efectos. El conductor resultó arrestado como presunto responsable de un delito de tráfico de drogas.

Tenía en vigor una reclamación judicial

El arrestado fue trasladado a dependencias policiales donde se hizo cargo de la investigación la UDYCO de la Comisaría de Marbella. Las pesquisas practicadas permitieron comprobar que al investigado le constaba una reclamación judicial en vigor por tráfico de drogas por un Juzgado de Sevilla.

Finalmente, en esta actuación se han intervenido un total de 1527,6 gramos de MDMA, dos piezas de hachís de 81 gramos, una tableta electrónica, varios teléfonos móviles, una máquina envasadora, una máquina envasadora – selladora, 148 gramos de cocaína, 996,6 gramos de MDMA en forma de cristal, 265,2 gramos de una sustancia blanca pulverulenta, varios gramos de marihuana, una plancha de termo sellado, varias tarjetas telefónicas y tarjetas prepago, así como un vehículo entre otros efectos.

El atestado policial instruido y el arrestado ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial competente que ha ordenado el ingreso en prisión del investigado.