Comparte esta noticia

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Marbella a un hombre, de 18 años, al ser sorprendido tras la venta de varias bombonas de óxido nitroso. El arrestado como presunto responsable de un delito contra la salud pública, ofrecía las botellas a 150 y 200 euros, según el tamaño de las mismas, para su consumo en fiestas privadas de la localidad. Los agentes, tras identificarlo con documentación falsa, requisaron en el interior del vehículo 1.540 euros, divisas extranjeras, cuatro bombonas de gas de la risa y globos para la ingesta.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado domingo, en Marbella (Málaga), cuando una patrulla en labores de prevención de la Seguridad Ciudadana observó como un hombre cargaba varias botellas en el maletero de un vehículo.

Cuando los agentes se aproximaron, comprobaron que se trataba de bombonas de óxido nitroso, comúnmente conocido como gas de la risa, consumido por su efecto anestésico y disociativo en lugares de ocio.

Fruto de esta localización, se procedió a la identificación del hombre, que una vez consultadas las bases de datos policiales se pudo corroborar que hacía uso de una documentación falsa. Así mismo, se realizó una inspección en un turismo, donde se encontraron ocultos 1.540 euros, divisas extranjeras, cuatro bombonas de gas de la risa y globos para la ingesta del mismo.

Las averiguaciones realizadas por la patrulla, pusieron de manifiesto que el varón, de 18 años, vendía las botellas de óxido nitroso en lugares de ocio, a un precio que rondaba los 150 y 200 euros, según el tamaño de la bombona.

Al arrestado le fueron imputados delitos contra la salud pública y falsedad documental, siendo puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número CUATRO de Marbella.

Efectos del `gas de la risa´

El óxido de nitrógeno en los últimos años se ha convertido en una de las drogas lúdicas más populares en clubes, discotecas y fiestas privadas de Europa.

Se trata de un gas incoloro, con un olor dulce y a su vez tóxico, con efecto anestésico y disociativo. Dicha sustancia puede producir euforia, sensación de bienestar y embriaguez, prolongándose sus efectos por un máximo de tres minutos.

La administración de este gas se realizada de forma inhalada, siendo una nueva forma de administración la aspiración del contenido de los globos hinchados. Respirar este gas puede causar desvanecimientos, mareos y somnolencia, llegando en altas dosis a