Comparte esta noticia

 

Efectivos de la Policía Nacional y la Policía Local de Málaga, en una intervención perfectamente coordinada, han detenido a dos individuos como presuntos autores de un robo con intimidación en un salón de juegos de la capital.

Los hechos han tenido lugar esta misma madrugada, sobre las 01:15 horas de hoy, martes 9 de noviembre, cuando un individuo entró en un establecimiento, sito en calle Eugenio Gross, con un cuchillo en la mano, esgrimiéndolo contra una empleada y un cliente del local a la vez que exigía el dinero de la caja, que el mismo abrió para sustraer la recaudación. Igualmente sustrajo los teléfonos móviles de las dos empleadas que se encontraban en ese momento atendiendo la barra.

Una patrulla del grupo zonal de noche de la Policía Nacional se personó de inmediato en el local nada más conocer que habían pulsado la alarma de atraco, entrevistándose con los allí presentes y visionando las imágenes grabadas con las cámaras de videovigilancia del establecimiento, aportando las características del autor y su posible dirección de huida. El mismo habría sido recogido por su cómplice en un vehículo.

Las pesquisas policiales llevaron a los agentes a situar la posible localización del vehículo, alertando con un preciso comunicado al resto de patrullas de servicio, lo que dio lugar a que agentes de la Policía Local de Málaga localizarán el coche en la barriada de La Palmilla, el cual estaba abierto y con el motor aún caliente, encontrándose junto al mismo un individuo, que manifestó que acababa de llegar de Benalmádena con su mujer y se disponía a aparcarlo.

Los policías locales llevaron a cabo una minuciosa requisa del interior del coche, localizando bajo el asiento del copiloto un teléfono móvil cuya marca, modelo y características se correspondían plenamente con el sustraído a una de las empleadas, por lo que procedieron a la detención de esta persona, tratándose, presuntamente, del conductor que habría recogido al autor material del robo.

En cuanto al vehículo, se procedió a su intervención para su traslado a dependencias de Comisaría Provincial. Mientras los policías locales esperaban a la grúa, observaron a un individuo saliendo de un portal, el cual mostraba una actitud nerviosa, además de tener unas características coincidentes con las del autor material del robo, por lo que se aceraron a él y le dieron el alto, emprendiendo el mismo la huida a la carrera, siendo interceptado y detenido unos metros más adelante.

En el cacheo preventivo de seguridad que se le practicó, los agentes localizaron e intervinieron 480 euros, tratándose, presumiblemente, de dinero sustraído de la caja, así como el segundo teléfono móvil sustraído a una de las empleadas.

Tras ser detenidos, los individuos fueron trasladados a dependencias policiales, para ser posteriormente puestos a disposición judicial.

 

 

 

 

 

 

 

 

habla con El Caso